Engineering is not only bridges but a logical way of thinking

Tras la pista de Araceli Sánchez Urquijo

De Araceli Sánchez Urquijo (Sestao, 1920 - Terán de Cabuérniga, 2010) se sabe que fue la primera mujer en ejercer como Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos en España.

Araceli fue una niña vasca de la guerra que, como tantos otros niños republicanos, fue enviada desde el puerto de Santurtzi a la Unión Soviética en 1937. Se graduó como ingeniera civil de obras hidráulicas en el Instituto Energético de Moscú (popularmente llamado el Energo) en 1949. Comenzó a ejercer como ingeniera en Uzbekistán. Durante cinco años trabajó en Asia central levantando centrales hidráulicas y después estuvo en la subdirección del departamento tecnológico de una de las empresas de líneas eléctricas [ELPAIS]. De los años en Rusia, dice Araceli, que fueron los más felices de su vida [ZAHRA]: “A Rusia se lo debo todo y eso que las he pasado canutas. Lo que hice, en España, para una mujer hubiera sido imposible” [SANCHEZ]. 

Araceli Sánchez Urquijo (2ª por la derecha arriba) y otros niños de la guerra. Año 1949 [SANCHEZ]
Descanso estival del grupo de estudiantes G-1-43 del Energo. Araceli Sánchez Urquijo es la segunda por la izquierda en la primera fila. Año 1947 [LLANOS]
Entre los primeros ingenieros hidroenergéticos de la URSS en la Universidad de Moscú había 23 españoles (entre ellos 5 mujeres). Araceli Sánchez Urquijo es la primera por la izquierda abajo [LLANOS]
Araceli Sánchez Urquijo trabajando en Asia central. Circa 1950 [CAMINO]
Aunque la politización de Araceli se hizo fuerte durante la universidad, pues era miembro del PCUS desde 1947 [ENCINAS], decidió aprovechar los acuerdos ruso-españoles para repatriarse. Su obsesión era regresar a su país y lo hizo en la primera expedición de niños de la guerra que Franco permitió. Las negociaciones comenzaron a raíz de la muerte de Stalin. Con el gobierno de Kruschev, la URSS quería dejar de lado una imagen de país represivo y comenzó a buscar facilidades para la repatriación de los niños de la guerra. Se consiguió que se reconocieran los títulos soviéticos que los españoles exiliados traían casi como único equipaje con la condición de ocultar en el curriculum que el título de ingeniería académicamente no era español. A finales de 1956, en la expedición que partió desde Odessa (Ucrania) vino a Araceli a Valencia. A su llegada los repatriados fueron recibidos por bastante población, prensa y autoridades. Pero pronto Araceli fue sometida a interrogatorios de la Brigada Político-Social y agentes de seguridad e inteligencia norteamericanos.
“Todo aquello –decía Araceli- fue denigrante y vejatorio, porque yo entiendo que, al llegar en aquella época de un país socialista, era lógico un control por parte de las autoridades españolas. Eso no hubiese sido criticado. Lo humillante fue lo otro. Y ¿qué demonios pintaban allí los norteamericanos? Querían conocer detalles sobre los lugares de trabajo, de los nombres de nuestros directores, incluso de los gustos de sus esposas”.
“Yo creo que una cosa debe quedar clara - añadía Araceli- nosotros conocimos, amamos a nuestro país desde la Unión Soviética. Desde los cuidados y oportunidades que allí nos brindaron. La historia, la cultura, el arte y tantas cosas más de nuestro país y de nuestro pueblo las aprendimos allí. Para muchos de nosotros, los familiares, después de tantos años de separación, quedaban en una nebulosa. El país, en cambio, no. Nuestro pueblo fue siempre algo muy vivo en nosotros. Yo tuve suerte, encontré trabajo muy pronto. Otros no, tuvieron que aceptar trabajos inferiores a sus conocimientos. Licenciados en económicas trabajaban de oficinistas, mandos intermedios hacían de peones. Y mujeres que, por el mero hecho de serlo, no podían encontrar trabajo alguno. Ésta era la realidad española
La operación de entrevistas y seguimientos duró casi cuatro años y afectó a casi a un total de 1.800 repatriados. Casi 400 de ellos no aguantaron éstas y otras dificultades de desarraigo y regresaron a la URSS. Este hostigamiento para sonsacar detalles de la organización de la producción soviética sigue sin estar oficialmente reconocido ni por por el Ministerio de Defensa español ni por la inteligencia americana.
En 1957 ninguna mujer había trabajado como Ingeniera de Caminos en España. Araceli se presentó a las pruebas de contratación de Isodel Sprecher, una empresa dedicada a la fabricación de equipamiento eléctrico y de instalaciones de centrales de producción ubicada en la madrileña calle de Áncora. Tuvo que oír al portero de la que iba a ser su futura empresa echarle en cara mientras esperaba para realizar su entrevista de trabajo: “Las mujeres de la limpieza sólo pueden entrar en la fábrica cuando hayan salido los obreros”. El hombre enmudeció cuando supo que era Ingeniera de Caminos y una de los cinco candidatos al puesto que ofrecía la empresa. Los aspirantes fueron sometidos a tres pruebas. Araceli obtuvo cuatro puntos por encima del segundo candidato mejor situado. Pese a las protestas y una denuncia a la Dirección General de Seguridad, el emprendedor, fundador y director de Isodel, Clemente Cebrián Martínez (1908-2000), no dudó en contratar a Araceli. Clemente era un hombre muy respetado por el régimen franquista y la protegió por su experiencia y su buen hacer. “Al capitalista le importa un pepino la ideología con tal de que no hagas proselitismo en su empresa”- aseguraba Araceli - “la verdad es que fui muy respetada porque la dirección así lo quiso.
D. Clemente Cebrián Martínez [DMGL]
Profesionalmente Araceli tenía un par de handicaps: no dominaba el castellano técnico y tuvo que elaborar su propio diccionario ruso-español de ingeniería, y se le prohibió salir del país. De hecho no pudo hacerlo al carecer de pasaporte hasta la muerte del dictador español en 1975.
Su trabajo en Isodel consistía en adaptar los proyectos para la construcción de centrales hidráulicas, eléctricas, térmicas y nucleares. Durante varios meses trabajé con Ernesto Botella, el suegro del ex-presidente Aznar, que era jefe de talleres. Él me quería en su departamento porque sabía de mi dominio tecnológico. Los dos primeros años fueron un pulso continuo con los ingenieros: los planos que se dibujaban eran un desastre y yo los devolvía con las correspondientes anotaciones y correcciones”
A mediados de los años sesenta, la multinacional británica Kellogg's Corporation convocó un concurso para el proyecto eléctrico de la refinería de Repsol en Puertollano. Araceli envió una propuesta de proyecto con cientos de planos a Londres. A los pocos días se recibió un telegrama en Isodel solicitando la presencia del ingeniero Sánchez en Londres. Clemente no se lo podía creer. Era la primera vez que la empresa ganaba un concurso internacional. Franco amenazó con cerrar Isodel si Araceli salía de España. Afortunadamente los ingenieros británicos vinieron a verla y adjudicaron el proyecto a Isodel [ELPAIS].
Aparición de Araceli Sánchez Urquijo en La2 de TVE [CAMINO].
Formó parte del equipo fundador del Club de Amigos de la Unesco y fue activa presidenta y luego vocal de la Organización Social de Mayores de Izquierda Unida. También apareció en el documental Niños de Rusia en 2001 [CAMINO]. Pasó sus últimos años en la Avenida de la Paz en Madrid y luego, bajo los cuidados de de su sobrina, en Terán de Cabuérniga (Cantabria).


Referencias:
[CAMINO] Camino, J. (2001) Los niños de Rusia. Tibidabo Films. https://www.youtube.com/watch?v=oLlde6xDTbI
[DMGL] Digital Mechanism and Gear Library. Clemente Gabriel Cebrián. http://www.dmg-lib.org/dmglib/main/biogrViewer_content.jsp?id=20896004&skipSearchBar=1
[ELPAIS] "El ingeniero Sánchez: mujer y comunista" El País, 4 de Febrero de 1999. https://elpais.com/diario/1999/02/04/madrid/918131070_850215.html
[ENCINAS] Encinas, M. A. (2008). Fuentes históricas para el estudio de la emigración española a la URSS (1936-2007). Exterior XXI. http://www.exterior21.org/publicaciones/FUENTES%20HISTORICAS%20EMIGRACION%20URSS.pdf
[LLANOS] de los Llanos Más, V. (2002). Te acuerdas, Tovarish...?:(del archivo de un" Niño de la guerra") (Vol. 31). Institució Alfons el Magnànim. http://perexilandia.es/cultura/literatura/te-acuerdas-tovarisch/capitulo-5-parte-1
[PRADES] Prades, E. P., Tecglen, E. H., Lobatón, P. (2004). Los niños republicanos en la guerra de España. Madrid: Oberon.
[SANCHEZ] Sánchez, R. P. (2012). Y además, el frío. Editorial Club Universitario. https://books.google.es/books?id=bxmKquvf0r4C 
[ZAFRA] Zafra, E., Crego, R., Heredia, C. (1989). Los niños españoles evacuados a la URSS,(1937) (Vol. 4). Ediciones de la Torre. https://books.google.es/books?id=E-zsVFfQ5JkC
[ZAHRA] Zahra, T. (2011). The Lost Children. Harvard University Press. https://books.google.es/books?id=pZfk4gYUOjAC 

No comments:

Post a Comment